domingo, 23 de noviembre de 2014

TE EXTRAÑO


Cuando abrí la puerta comencé a oír aquella voz que tanto extrañaba. Seguramente fueran imaginaciones mías porque desde aquel día que nos distanciarnos no volvimos a saber nada el uno del otro.
Nunca la volví a ver, y aquello me destrozaba, no había día que no pensara en ella. Si hubiera sabido lo que pasaría después de aquello habría rectificado, y ahora yo me sentía muy solo.
 
LIDIA POZO NIETO, 2º H ESO

 

1 comentario:

BIBLOS dijo...

¡Enhorabuena, Lidia! Por lo que veo, eres una artista del microrrelato. Sigue así, aprendiendo y disfrutando.
Saludos.