jueves, 13 de marzo de 2008

HIPÓTESIS FANTÁSTICAS

Completa la frase que va a continuación y escribe la historia:




¿QUÉ PASARÍA SI ..............................?




***********


¿QUÉ PASARÍA SI FUESE MADRE?

Un día me despierto, alguien solloza, me dirijo al llanto, está en una habitación de color azul, hay una cuna que se balancea, voy hacia ella, veo a un bebé recién nacido que llora. No sé por qué, me doy cuenta de que yo soy su madre, le cojo y le acuno. Es un niño precioso, con la piel muy blanca y los ojos grandes y azules. Le doy de comer, para de llorar y se queda dormidito sobre mi hombro. Le vuelto a dejar en su cunita, allí se queda, no entiendo cómo se puede querer tanto a una persona que acabo de conocer, qué sentimiento más extraño.
Sólo tengo catorce años, pero sé que le voy a cuidar toda mi vida y que jamás voy a permitir que le ocurra nada.

TANIA GONZÁLEZ GOZALO, 2ºA




**********

¿QUÉ PASARÍA SI FUERA UN GATO?

Me despierto y empiezo a caminar. Me doy cuenta de que camino muy rápido y que estoy en cuatro patas. Más al fondo de mi casa hay un espejo y me doy cuenta de que soy un gato, pero un gato muy lindo. Más tarde salgo de mi casa sin saber que mi perro estaba por la puerta. Me vio y comenzó a perseguirme. Alcancé a esconderme. Él ya no sabe dónde estoy y ahí donde me escondí me quedé dormido.

EDUARDO ROA GUZMÁN, 2º B



**********

¿QUÉ PASARÍA SI FUERA UNA HORMIGA?

Me desperté, veía todo muy grande. Fui hacia el baño, veía a mi familia muy grande. Fui al instituto, todos me miraban de una forma muy rara y yo todo lo veía muy grande. Estuve en todas las clases, me fui para casa. Al llegar a casa me miré al espejo y dije: ¡Es imposible, soy una hormiga! Por la noche me fui y cuando me desperté volví a ser un niño. Cuando fui al instituto todos me preguntaron qué me había pasado. Les conté que todo lo que me pasó fue muy extraño, fue como si alguien me hubiera convertido por la noche en hormiga y luego en niño, era algo mágico.

RUBÉN APARICIO LÓPEZ, 2ºC

**********

¿QUÉ PASARÍA SI ME CONVIRTIERA EN UN FETO?

Me desperté una mañana y no era mi habitación. Estaba oscuro. Sentía hambre y notaba como que algo me llenaba por dentro, pero no me entraba por la boca, tenía algo en mi estómago, algo alargado que permitía que el alimento pasara dentro de mí, sentía que no me podía mover y tenía ganas de salir de aquel lugar. Vi una pequeña luz y empujé hacia allí, esperando poder salir. De repente, comencé a escuchar gritos y sentí que me cogían de la cabeza. De repente, comencé a llenarme de aire que expulsaba en forma de sollozo, continuamente. Me tumbaron encima de una persona que yo reconocí rápidamente. Era mi mamá.

ROCÍO SANABRIA ESCUDERO, 2ºB



**********

1 comentario:

DELI dijo...

chic@s vuestras historias son maravillosas espero que os sigais animando a escribir o inventar mas historias como estas, son impresionantes.